Presentación del libro Feminismo vibrante. Si no hay placer no es nuestra revolución