NUNCA DIJE QUE ESTUVIERA MUERTA