SI NO, EL INVIERNO