EN PLENA NOCHE. CONTRA LOS PODERES O EL BLUFF DEL SURREALISMO