LTIMA HORA. LOS CUENTOS DE CARNE CRUDA