LA FIESTA MÁGICA Y REALISTA DE LA RESILIENCIA INFANTIL