SOBRE LAS RUINAS DEL MUNDO