SE PUEDE TERMINAR CON LA PRISIÓN?