PANCRACIO, EL NIÑO BATRACIO