DE PRONTO, MI CUERPO