Inicio > Noticias
Con motivo de la celebración del Día Mundial de lxs Refugiadxs de 2018, La Pantera Rossa acoge del 19 de junio al 15 de julio de 2018 el programa "Me muevo, soy migrante" organizado por Oxfam Intermón en Zaragoza para concienciar sobre la situación de las personas migrantes y refugiadas.
El 20 de junio, con motivo del Día Internacional de las Personas Refugiadas, desde distintas organizaciones sociales de Zaragoza queremos reivindicar la necesidad de desbloquear la coyuntura de estancamiento y abandono que afecta a millones de personas refugiadas en el mundo, así como manifestar nuestra preocupación por el declive del interés mediático y social acerca de esta situación.
Un año más nos puedes encontrar en la Feria del Libro de Zaragoza que se celebrará en la Plaza del Pilar, del viernes 1 de junio al domingo 10 de junio de 2018, ambos inclusive, en horario de 18:30 a 21:30 de lunes a viernes y de 11:00 a 14:00 y de 18:30 a 21:30 horas los sábados y domingos. Consulta el programa completo de la feria en http://www.feriadellibrodezaragoza.com/
La Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad  cumple 100 años. Es la organización pacifista feminista más antigua del mundo. Y aunque ha pasado un siglo la necesidad de abordar el fenómeno de la guerra y la violencia desde una perspectiva feminista, pacifista y emancipadora sigue manteniendo la misma vigencia. No hay que olvidar que pese a los grandes logros, la guerra sigue afectando de forma desproporcionada a las mujeres. El 80% de los aproximadamente 50 millones de personas refugiadas que existen en el mundo son mujeres.
Una vez más la Agencia Tributaria ha puesto en marcha toda su maquinaria para cobrar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. También se ha puesto en marcha la Campaña de Objeción Fiscal al Gasto Militar que impulsamos localmente junto al Colectivo de Objeción y Antimilitarismo de Zaragoza "Mambrú" integrado en La Pantera Rossa. En estos tiempos en los que la credibilidad del sistema en el que vivimos está reducida a su mínima expresión, la desobediencia cobra más sentido que nunca.