Inicio > Libros > SIRIA, LA REVOLUCIÓN IMPOSIBLE
Imagen de cubierta: SIRIA, LA REVOLUCIÓN IMPOSIBLE

SIRIA, LA REVOLUCIÓN IMPOSIBLE

AL HAJ SALEH, YASSIN

Libro
ISBN: 
978-84-946564-9-1
Número de páginas: 
416
Dimensiones:
125x210
Estado: 
Disponible
18,00€
Votos: 0

Aparece en español una recopilación de los textos que Yassin Al-Haj ha ido publicando sobre la insurrección en Siria desde que esta se inició el 15 de marzo de 2011.
Aunque poco conocido aún en España, Yassin Al-Haj es uno de los intelectuales más relevantes de los disidentes sirios:

Yassin Al-Haj Saleh es un intelectual, escritor y opositor político sirio que pasó dieciséis años en la cárcel por su militancia comunista. Desde el año 2000, tras terminar los estudios de medicina, que se había visto obligado a abandonar al ser encarcelado, ha escrito un libro de relatos sobre su experiencia carcelaria y La cuestión siria, editado en Francia por Sindbad-Actes Sud. Colabora habitualmente con sus artículos en los periódicos Al-Hayat, Al-Quds al-Arabi y Al-Jumhuriya. En 2012, le concedieron el Premio Príncipe Claus del Ministerio de Asuntos Exteriores holandés por el impacto social de sus escritos, aunque no pudo recogerlo porque estaba en la clandestinidad en Damasco. Actualmente es investigador asociado del -Wissenschaftskolleg de Berlín. Su mujer, Samira Khalil, autora de Diario del asedio a Duma 2013, se encuentra en paradero desconocido desde su secuestro, junto a Razan Zaituneh, Wael Hammada y Nazem Hamadi, en diciembre de 2013.

Como afirma Santiago Alba Rico:
Alguien podrá pensar que este libro habla de Siria y su revolución derrotada, de la dictadura asadiana y de Oriente Próximo, del imperialismo y de la cuestión kurda (muy interesantes y polémicos los capítulos 10, 11 y 13), del yihadismo y de la violencia. No. Este libro habla de todos nosotros. Una de las tesis que ha sostenido Al-Haj Saleh en los últimos años es la de que Siria revela y representa un derrotero universal y que, por tanto, no se puede pensar en Siria, y aún menos en un mundo globalizado, sin pensar en el destino común. Por esa razón, cada vez que elaboramos un discurso para olvidar, negar o evitar Siria nos hacemos daño a nosotros mismos. Es una advertencia clara a los europeos, de derechas y de izquierdas, que no deberíamos desatender. Nos lo dice uno de los pocos intelectuales vivos, junto al camerunés Achille Mbembe, que sigue pensando en términos «universales».

Recomendaciones