Inicio > Actividades > Jornada > Taller #Occupylove y presentación de 'Pornoburka'
Actividad
Jornada

Taller #Occupylove y presentación de 'Pornoburka'

Sábado, 1. Marzo 2014 - 11:30 - 21:00
Organiza: 
La Pantera Rossa
Nº de comentarios: 0

El sábado 1 de marzo, Brigitte Vasallo, activista de las relaciones sexo-afectivas alternativas, periodista y escritora, trae a La Pantera Rossa el taller #OccupyLove (de 11.30 a 14h) y la presentación de Pornoburka (a las 19.30h), dentro de la programación de las jornadas V de Violetta.


11.30h: #OccupyLove es una propuesta de ocupar los afectos como ocupamos las plazas; de romper la verticalidad de las relaciones, desmontar las lógicas de la dominación que reproducimos, a nuestro pesar, cuando nos enamoramos. Un intento de pensar colectivamente nuevas formas de amarnos, follarnos y vincularnos.

El coste del taller es de 5€. El del pack taller + libro Pornoburka, es 15€.

Brigitte Vasallo es activista de las relaciones sexo-afectivas alternativas y una de las dinamizadoras del grupo Polyamor Catalunya, del grupo para mujeres, bollos y trans #OccupyLove y de Golfxs con Principios. Escribe sobre relaciones no-monógamas consensuadas en Píkara Magazine y Diagonal, y prepara un ensayo sobre las redes afectivas no-monógamas. También es especialista en mediación intercultural.

Antes del taller, te invitamos a leer los siguientes textos:
El Polyamor como apuesta política y Polyamor y polyfake


19.30h: PornoBurka. Desventuras del Raval y otras f(r)icciones contemporáneas (Ediciones cautivas, 2013) es es una novela sobre identidades falseadas, ciudades especuladas y burkas en el ojo ajeno. PornoBurka es un acto de venganza contra las identidades únicas, planas e inmutables, y un corte de mangas ante la impostura como forma de vida. La novela se articula alrededor de cuatro personajes atrapados en las etiquetas e incapaces de aceptar sus contradicciones, sus querencias múltiples: una aspirante a pornoterrorista encandilada por su macho alfa, un español de provincias transmutado en argentino para darse un glamour imposible, una estrella del pop gay aunque insoportablemente bisexual, y un artista ególatra y xenófobo infantilmente enamorado de un frutero pakistaní.

El escenario, el barrio barcelonés del Raval, antiguo bajo fondo de la ciudad reconvertido en barrio de moderneo, emerge como metáfora de la sustitución de la vida en favor del espectáculo, de la ocultación de la mierda bajo la alfombra como filosofía.

En este clima de crisis identitarias y mentiras, en el barrio aparece un burka. Y, sin dudarlo un instante, todos los personajes olvidan su propio hundimiento y se lanzan a salvarlo de las maneras más variopintas. Salvar el burka, liberarlo sin preguntarse jamás qué hay debajo, sin atreverse a mirar: metáfora de la gran pornografía de la ocultación (no del cuerpo, sino del ser), del sometimiento a las servitudes (no de la cultura, sino de la pertenencia), de todos los ejercicios cotidianos del «soy» y «seré» en detrimento del «estoy siendo».