Inicio > Actividades > Charla > Introducción a la Disciplina Positiva. Cómo educar sin gritos ni castigos
Imagen
Actividad
Charla

Introducción a la Disciplina Positiva. Cómo educar sin gritos ni castigos

Viernes, 9. Noviembre 2018 - 17:30
Lugar: 

La Pantera Rossa

Nº de comentarios: 0

El viernes 9 de noviembre, a partir de las 17:30 horas, Almudena Brualla imparte en La Pantera Rossa la charla "Introducción a la Disciplina Positiva. Cómo educar sin gritos ni castigos desde el respeto, con amabilidad y firmeza".

El modelo educativo conocido como “Disciplina Positiva” es la filosofía basada en la obra de Alfred Adler y Rudolf Dreikurs que ha sido desarrollada por las psicólogas Jane Nelsen y Lynn Lott.

Pese al rechazo natural del término "disciplina" no debemos entender la disciplina como una imposición de normas, reglas y formas de actuar. La disciplina ha de ser un medio para el desarrollo sano y feliz de los pequeños, un camino para enseñarles a ser autónomos y responsables, que no perjudique su autoestima y no provoque reacciones negativas. La disciplina positiva se basa en el respeto y tiene como objetivo favorecer la maduración de los niños y niñas, para que sean adultos responsables, autónomos y felices.

El objetivo de la disciplina positiva es que los niños y niñas entiendan y compartan el sentido de las normas para una convivencia democrática y feliz. Que sean responsables para entender que sus actos tienen consecuencias y que actúen con libertad en función de estos conocimientos.

  • Adler pensaba que el autoritarismo y el castigo no generan la atmósfera de conexión necesaria para que los niños quieran cambiar su comportamiento.
  • Creía que los niños necesitaban tanto orden (estructura y responsabilidad) como libertad para crecer como ciudadanos responsables que contribuyen en su comunidad.
  • Para Adler, la mayoría de «malas conductas» eran en realidad soluciones a un problema distinto (un sentimiento de desconexión), y que el entender el problema aporta la perspectiva de cómo ayudar a la persona para que encuentre soluciones más eficaces y socialmente útiles.
  • Él entendía que crecer y aprender como ser humano requiere del valor de ser imperfecto. Era un gran creyente del respeto y dignidad para todos.
  • Adler observó que anhelamos profundamente ser parte de una comunidad, y aprender las habilidades para contribuir en la comunidad, o tener un interés social, es un componente importante de la salud mental a largo plazo.

Alfred Adler introduce por primera vez los talleres para padres y profesores ya desde 1920. Su acción es preventiva y divulgativa, formar y apoyar a los educadores para lograr mejorar la sociedad a través de la educación de niños y jóvenes. Por primera vez presenta la educación como una acción colaborativa entre padres, profesores, psicopedagogos y demás profesionales de la educación. Defiende un trato respetuoso a niños y adolescentes, pero advierte del peligro de caer en la permisividad y ausencia de límites. Así, su lema es “Firm & Kind”, que en nuestro idioma traducimos por “Firme y amable”.

Las técnicas pedagógicas fueron inicialmente implementadas en Viena por el Dr. Adler y posteriormente fueron llevadas a Estados Unidos por el Dr. Dreikurs, su discipulo que tras la muerte de Adler asume el desarrollo y difusión de su legado y que acuña el término “Educación Democrática” que en su día supuso un cambio conceptual importante, ya que hasta entonces la educación se entendía como una imposición de autoridad del adulto sobre niños y jóvenes. El autoritarismo queda atrás y el respeto mutuo pasa a ser a la vez un medio y un objetivo educativo central.

Décadas después en 1980 estas teorías educativas encuentran un nuevo impulso gracias a la labor de Jane Nelsen y Lynn Lott que escriben un manual sobre educación para padres titulado “Positive Discipline” que hoy en día, tras 35 años ha logrado un importante grado de difusión en Estados Unidos, América Latina y Europa. En nuestro país la primera promoción de certificados como facilitadores de Disciplina Positiva tiene lugar en septiembre de 2013 en Madrid.

Libros referenciados